Juego de Tronos y Canción de Hielo y Fuego en la cultura popular

Una vez finalizada la cuarta temporada televisiva, y mientras los lectores esperamos con devoción a que George RR Martin se decida a publicar “Winds of Winter”, es un buen momento para analizar el impacto de Juego de Tronos y Canción de Hielo y Fuego en la cultura popular. Y es que esta saga literaria (“Canción de Hielo y Fuego”), apoyada sin duda en gran medida por la serie televisiva (titulada “Juego de Tronos”, como el primer libro) lleva camino de convertirse en un referente popular de esta época que vivimos.

“Canción de Hielo y Fuego” llevaba mucho tiempo latiendo en el underground, en foros de Internet, con esa maravilla llamada Westeros bendecida por el propio Martin, sin embargo es evidente y desde luego lógico que haya mucha gente que se haya unido al club de fans con la serie, que requiere bastante menos esfuerzo que la lectura de los larguísimos y detallistas libros del genio. España, uno de los países con mayor fanatismo por la serie ha sido “recompensada” por HBO con el rodaje de parte de la 5ª temporada, y al parecer la provincia de Sevilla se convertirá por algunas semanas en el Dorne, y ya me puedo imaginar mucho fanático de la serie cogiendo la mochila para ver de cerca el reino de los Martell y sus lanzas. Noticia que por cierto fue revelada en exclusiva y al parecer cierto desliz por parte del ex-directivo de HBO y hoy embajador de USA en España, James Costos, de quién ya hablamos en su momento en conexión con el mundo de Martin.

Pero hoy quería además hablar de algunas aportaciones notables alrededor del mundo de Juego de Tronos, más allá de las camisetas de leones de la casa Lannister o de lobos huargos de la casa Stark que uno encuentra por Madrid de forma frecuente. Así, me ha llamado la atención últimamente este video fan-made que es una delicia para los amantes de los 80s y 90s como un servidor:

 

Lo de los vídeos fan-made es algo que particularmente me encanta cuando tienen un mínimo de calidad y que ha dado lugar a muchas obras de arte, pero este se distingue además por otra cosa, y es que es una mezcla de varias cosas: la música es de un tal Steve Duzz (aquí en formato audio) y las imágenes las hizo otro tío para un video fan-made en YouTube, que lo subió con la música original de Juego de Tronos. Pero definitivamente como mejor encaja es con esa música de sintetizador ochentera y ese video de VHS con sus correspondientes rayas que había que solucionar con el botón de tracking.

Otro de los casos más claros de iniciativas fan-made es juntar de algún modo figuras populares o de diferentes ámbitos culturales entre sí, como por ejemplo en esta grandísima introducción de Juego de Tronos versión Simpsons:

 

¿Y qué decir de esta obra de arte diseñada por los chicos de WesterosCraft, es decir, los mundos de Martin vistos desde una perspectiva Minecraft? Con una música que me ha gustado bastante y que me vuelve a recordar que alguien, algún día, utilizará música de Summoning en Juego de Tronos o en cualquiera de estas series épicas.

 

Por último, y para acabar con Juego de Tronos por un tiempo, este es un impresionante video acerca de los efectos especiales que los creadores de la serie han utilizado para dar vida a esta increíble saga que seguirá dando mucho que hablar.

Summoning: la verdadera música de El Señor de los Anillos

No somos pocos los que habiendo disfrutado enormemente la saga de El Señor de los Anillos, siempre hemos pensado que la banda sonora debería incluir música más dura y épica. Evidentemente para el oyente casual de rock duro unos AC/DC a cañonazo limpio del “For Those About to Rock” podrían cumplir sobradamente. Mucho más épicos resultarían Manowar, con por ejemplo su “Warriors of the world”.

Pero en el underground metálico y concretamente dentro del black metal es donde encontramos bandas que respiran y viven el legado de la Tierra Media. Y dentro de ellas sin duda la más reconocida y respetada, la más auténtica y también la más copiada es Summoning.

Este duo austriaco llevan alrededor de 20 años años produciendo música épica cuyas fronteras hace tiempo que transcendieron al black metal de sus comienzos, y es que estos tíos han creado su propio sub-estilo, que es lo mejor que se puede decir de un grupo. Y bien, ¿cuál es ese estilo? Summoning están basados en partes orquestales, con baterías electrónicas, donde las guitarras no juegan un papel predominante sino que se mantienen en un segundo plano, y donde las voces son mayoritariamente bastante rasgadas, aunque en determinadas áreas incluyen pasajes hablados y voces limpias. La temática de sus letras está casi desde el principio de su carrera basada en torno a la literatura de Tolkien, con títulos de álbumes como “Dol Goldur” o “Minas Morgul” y canciones como “Caradhras” o “Bauglir”. Todo ello conforma una música absolutamente majestuosa y cinematográfica si imaginamos a miles de orcos atacando en el Abismo de Helm.

Y luego encontramos además la leyenda del grupo: no han tocado nunca en directo ni tienen intención de hacerlo, la información sobre ellos en la red es más bien escasa, al igual que las fotografías de sus miembros, y todo ello ha contribuido a incrementar su leyenda, que empieza a no ser tan underground; más de 7 millones de escuchas en lastfm (y la duración media de las canciones puede ser fácil de 8 minutos), 73.000 reproducciones del mini-trailer sobre su reciente álbum que su discográfica colgó en YouTube, multitud de vídeos fan-made en la propia YouTube y multitud de seguidores en redes sociales de todas partes del mundo.

Peter Jackson, ¡¡¡habemus artista para futuras bandas sonoras!!!