El post-punk español, en estado de gracia

Post-Punk Español

 

Que el post-punk está resurgiendo de sus cenizas es algo que a nadie se le escapa, con grupos como Editors o Interpol desde hace ya bastante tiempo establecidos firmemente en lo más alto de la escena independiente mundial. Pero como siempre, no quiero hablar de la parte más comercial y pequeña del iceberg, sino porque dentro de este fenómeno hay grupos interesantes surgiendo de debajo de las piedras todos los meses y publicando temas y ábumes en sus bandcamps que harían feliz a Ian Curtis. Y este es un movimiento mundial apoyado por sellos como los europeos Swiss Dark Nights o Manic Depression, con un gran número de festivales programando grupos de estos estilos, bien dentro de la escena gótica o de la escena indie. Para los recién llegados, y aún a costa de simplificar demasiado, digamos que el post-punk es el hijo bastardo del punk del 77 y posteriores, y el gótico. Su mayor exponente y grupo de cabecera son sin duda los Joy Division del mencionado Curtis.

Pero más que repasar la escena internacional, donde encontramos grupos buenísimos desde París a Portland pasando por Berlín, hoy nos vamos a centrar en grupos españoles. En nuestro país existe una buena tradición de grupos de post-punk, y estas bandas que han aparecido en los últimos 3-4 años son los herederos, más de 30 años después, de aquella cara B de la movida madrileña y del pop español. Precisamente de los madrileños October People ya hablamos en su momento, y tras su increíble primer disco publicaron un también buenísimo segundo larga duración, que han estado defendiendo en directo, bien en solitario o abriendo para artistas internacionales como The Chameleons.

De todas las formas que puede adoptar el post-punk los barceloneses Belgrado son para mi gusto la versión más punk y DIY (“do it yourself”) de todos estos nuevos actores, tanto por la música como por actitud, y como particularidad podemos comentar que al ser su cantante, Patrycja, polaca, canta en un buen número de temas en su lengua materna, junto con inglés y castellano, lo cuál les da un cierto toque exótico, aunque siendo el post-punk un movimiento tan global la verdad es que hay muchísimos grupos cantando en su lengua materna y no necesariamente en inglés, como ocurre con su antecesor el punk. Belgrado acaban de publicar su nuevo álbum “Obraz” y son sin duda nuestro grupo más internacional; como ejemplo se van a embarcar en una gira por USA y México en Agosto y otra por Japón en Septiembre, pero curiosamente, o quizás es que se me haya pasado, no se dan una vuelta por Madrid desde hace una buena temporada.

 

 

Antiguo Régimen, desde Valencia, herederos de la gran tradición de la música ochentera de la ciudad, tienen un sonido menos agresivo y mucho más de pop-rock elegante y oscuro. Acaban también de publicar su segundo larga duración, titulado “Naturaleza Fractal”, que debería ser un referente no sólo a nivel nacional sino también global, y por lo que les sigo, sí que tengo ciertas esperanzas de verles defender su propuesta en directo en breve. Como en la mayoría de los casos, el formato físico favorito para publicar sus temas es el vinilo, seguido del cassette, y apenas hay ediciones en CD de estos grupo; y por supuesto, para el digital, ese gran invento llamado Bandcamp.

 

 

Por último, he dejado para el final a Ciudad Lineal, también barceloneses, que están de actualidad porque desgraciadamente han decidido separarse, tras publicar un disco espectacular como es “El Nuevo Hombre” hace poco más de un año. En este caso hablamos del grupo más electrónico de los tres, que encaja perfectamente en el estilo sintético, frío y mecánico asociado a la coldwave, y que podemos ver perfectamente reflejado en el video de esta canción, que desde que  lo escuché por primera vez me pareció un temazo espectacular. Paisajes post-industriales en blanco y negro con una temática similarmente definida, y que para mi gusto podía haber triunfado en toda Europa, y de hecho, como suele ser habitual en estos grupos, se movían más allende que dentro de nuestras fronteras.

 

 

Como siempre, esto no pretende ser un estudio en profundidad del movimiento, yo simplemente escribo sobre lo que escucho y me gusta, estoy seguro que en cada ciudad español hay un grupo de gente, elaborando su música más o menos oscura y formando parte de este movimiento que no conoce fronteras, y que gracias a la tecnología de la que disfrutamos hoy en día, hace que grupos con relativamente poca exposición a nivel nacional, sean muy conocidos y respetados fuera.

Maxi-Pop: Angelic Upstarts “Solidarity”

Angelic Upstarts Solidarity

 

Para el oyente casual o accidental, los Maxi-Pop han podido ser considerados recopilaciones de música electrónica en sus más diversos estilos de finales de los 80 y primera mitad de los 90, cuando para mí Maxi-Pop es sinónimo de música independiente de calidad y como tal, podemos encontrar también estilos como el pop, el rock e incluso el punk; y en este último estilo es donde entran en escena Angelic Upstarts y su himno “Solidarity”.

Angelic Upstarts comenzaron, ¡cómo no!, en el año 77 en Inglaterra, luego nadie les puede discutir su pedigrí de pioneros del punk, y en concreto fueron uno de los primeros grupos en desarrollar un sub-estilo como es el oi! al tiempo que estéticamente se identificaban como skinheads, entendiendo como tal el movimiento original, no en la broma en la que ha acabado convertido a ambos extremos, y eso sin entrar en los estadios de fútbol.

Angelic Upstarts han sido siempre unos punks de clase obrera, skinheads y anti-fascistas, pero a diferencia de otros contemporáneos, más reivindicativos y menos nihilistas. En el año 1983 el Reino Unido pasaba por la reconversión industrial promovida por el gobierno de Margaret Thatcher, pero el tema atemporal por el que siempre serán recordados no trata sobre el movimiento sindical inglés, sino que mira más allá del Telón de Acero, hacia Polonia. Ese “Solidarity” se puede entender como solidaridad hacia los trabajadores polacos, que precisamente unos años antes habían conseguido fundar el primer sindicato en el área de influencia de la URSS, que precisamente se llamaba Solidaridad, “Solidarity” en inglés.

La portada del single, publicado en aquel año 83, presenta la bandera de Polonia junto a un tanque en el extremo inferior derecho de la misma, y el video combina imágenes de los integrantes del grupo junto con material informativo de la época, donde se ve a los miembros de Solidaridad manifestándose, liderados por el carismático Lech Walesa. Seamos sinceros, no es un tema punk al uso, es mucho más pausado e intenso, pero precisamente la definición de himno le viene como anillo al dedo, con una letra y sobre todo un estribillo genial para corear con un grupo de amigos tomando unas cervezas en tu pub favorito; o bien, como es costumbre en los Maxi-Pop, cerrando alguna sesión a últimas horas de la madrugada y con el penúltimo cubata en la mano.

Angelic Upstarts siguen hoy en día en pie, dando guerra, girando por el Reino Unido, por el resto de Europa y por USA, ahí donde les llamen, y no es extraño verles en la parte alta del cartel de muchos festivales centrados en el punk, el oi!, etc. y que sigan así por mucho tiempo.

 

Immaculate Fools y The Chameleons en directo en Madrid

 

Immaculate Fools Spanish Tour 2015

 

No suelo hablar demasiado de conciertos en ElFuturoPerfecto, y mientras que algunos blogs antiguamente tenían una función de hacer de agenda de conciertos, hoy en día, con sitios sociales y colaborativos como last.fm o BandsInTown este enfoque, desde mi punto de vista, carece de sentido. Sin embargo, sí me gusta de vez en cuando recordar cuándo acontece algún concierto especial, como es el caso, ya que Immaculate Fools vuelven a la acción tras muchos años alejados de los escenarios.

Para que el título del post no lleve a engaño debería llamarse “Immaculate Fools y The Chameleons en directo en Madrid (cada uno por su lado)”, puesto que no forman parte del mismo concierto ni por supuesto es el mismo día, aunque sí con una semana de diferencia. Hablemos primero de Immaculate Fools, por tratarse de su primera visita a Madrid, que no a España. Esta fue una banda que gozó de cierta popularidad durante la segunda mitad de los 80s y principios de los 90s, especialmente en España, y no tanto en su natal Reino Unido, donde supongo que no tenían la imagen adecuada para que la siempre modista prensa británica se interesara por ellos.

Como es el caso con muchos de estos grupos de la época, su entrada en España se produjo a través de Valencia (de nuevo volvemos a hablar aquí de grupos de Maxi-Pop), pero en este caso también a través del norte de España, donde la banda llegó a ser bastante popular. Su primer disco, de 1985, “Hearts of Fortune” contenía temazos como el que daba nombre al grupo o su primer single de 1984 “Nothing Means Nothing”.

 

 

Con el paso del tiempo Immaculate Fools se hicieron unos habituales de los escenarios españoles, tocando en lugares como por supuesto Valencia, pero también en Toledo  o en Galicia, lugar en el que su cantante Kevin (Ray) Weatherill pasaba largas temporadas. Durante los últimos años Kevin se convirtió en Dirty Ray y ha estado tocando varias veces en España, interpretando en muchos casos los clásicos de Immaculate Fools. Pero esta vez la vuelta va en serio y si bien no parece que sea la resurrección de la formación original (que incluía tanto a los hermanos Weatherill como a los hermanos Ross), sí es un concierto de Immaculate Fools. Sólo me queda, eso sí, la duda del tirón popular de esta banda hoy en día, y así de primeras La Riviera se me antoja un recinto demasiado ambicioso para una banda cuyos días dorados ocurrieron hace más de 25 años. Veremos en cualquier caso si las redes sociales son capaces de despertar de su letargo a todos esos fans que les veneraron en aquella época dorada.

 

 

El caso de The Chameleons es totalmente diferente, ya que de un tiempo a esta parte se han convertido en unos fijos en nuestros escenarios, al menos en Madrid. Es más, su concierto tendrá lugar exactamente un año después de su anterior visita, donde interpretaban en su totalidad su disco “Script of the Bridge”
Desde hace un tiempo se llaman The ChameleonsVox (supongo que por temas legales con el resto del grupo, ya que el que manda es Mark Burgess, el cantante), y esta vez el tour se titula “We Are All Chameleons Farewell Tour”, puesto que Mark anuncia su retirada de los escenarios “de forma continua”. Es decir, no harán grandes tours, sino sólo conciertos puntuales, lo cuál no es tan mala noticia para los fans españoles, puesto que por distancia a las islas y popularidad, es seguro que España seguirá siendo destino más o menos habitual.

En este caso el concierto cuenta también con el aliciente de disfrutar de los madrileños October People como teloneros, de los cuáles ya hablé en su momento, y que acaban de publicar su segundo disco. Precisamente pude disfrutar hace un par de meses del concierto de presentación de este “Love Is Colder Than Death” y fue espectacular, con lo que espero que puedan ganar muchos fans de teloneros de Chameleons, pues al fan medio de The Chameleons debería agradarle la revisión del post-punk que realiza el cuarteto.

 

Valencia vuelve a convertirse en la capital del remember

Valencia vuelve a convertirse en la capital del remember | elfuturoperfecto.com

 

Hoy quiero seguir con esta serie titulada Maxi-Pop, que trata de la música que comunmente se denomina remember y en este caso me gustaría hablar del resurgimiento del género que está teniendo lugar en la que llegó a ser la capital europea de este estilo, Valencia. Y si bien es verdad que durante los últimos años volvían las fiestas remember, no sólo en Valencia sino también en otros puntos de Levante y en Madrid, ahora lo que ha vuelto a la ciudad del Turia ha sido la actividad del directo.

Este pasado verano The Snake Corps anunciaban concierto para el pasado 17 de Octubre en Valencia, y lo hacían al mismo tiempo que otra de las bandas míticas de la escena independiente de finales de los 80s y principios de los 90s, los míticos Sad Lovers and Giants, uno de los grupos más reconocidos e importantes de la escena independiente británica de la época. Precisamente tanto Sad Lovers and Giants como The Snake Corps estuvieron presentes en el Maxi Pop Fesitval que tuvo lugar en Septiembre de 2010 en la Sala Salamandra de Barcelona. Lástima que ese festival no haya tenido cierta continuidad y hayamos podido disfrutar de más grupos de la época.

Así pues, el pasado 22 de Noviembre, después de 27 años, Sad Lovers and Giants volvían a Valencia, donde, según informaciones de primera mano, ofrecieron un concierto memorable, para la historia, por el ambiente, por el entregado público de mediana edad, por el largo repertorio… en fin, una lástima no haber podido asistir, puesto que me hubiera encantado corear a grito partido esa maravillosa obra maestra llamada “Things We Never Did”:

 

 

Hasta donde yo sé, no hay un video oficial del tema y por eso nos tenemos que contentar con un fan-made tan simple como ese, pero no es relevante, lo importante es el temazo que pudieron saborear también en directo en Valencia el mes pasado:

 

 

Precisamente “Things We Never Did – The Story of Sad Lovers & Giants” es el título del libro que el líder de la banda, Garce Allard, o simplemente Garce, ha publicado recientemente y que también me ha sido recomendado fervientemente por mi amigo Fernando. El libro se puede aquirir en la web del grupo, afortunadamente en Valencia gozaba de un importante descuento sobre ese precio.

Es importante que haya buena respuesta por parte del público a este tipo de eventos para que precisamente se puedan seguir prodigando, y parece que así ha sido a juzgar por los próximos conciertos anunciados. Así, durante 2015 aparecerán por Valencia 1000 Mexicans y Flesh For Lulu, otros clásicos del Maxi-Pop, así como The Essence, desde mi punto de vista los más interesantes de los tres, y que precisamente fueron la tercera banda presente en el Maxi-Pop Festival de Barcelona.

The Essence fueron denominados “los The Cure holandeses” en su época dorada, y con este clásico absoluto “The Mirage” podemos ver el porqué. Ahora sólo queda esperar a que se confirme el concierto y a ver si nos podemos acercar a disfrutar de una nueva velada maxipopera.

 

Maxi-Pop: Invisible Limits “Golden Dreams”

Hoy vuelvo de nuevo a esa maravillosa colección de música remember llamada Maxi-Pop con un grupo alemán bastante desconocido, Invisible Limits. Por el nombre complicado que el oyente casual les conozco, pero si hablamos de “Golden Dreams”, la cosa cambia. Es este uno de los temas más conocidos del remember y un llenapistas absoluto en cualquier garito donde se pinche.

La versión original de “Golden Dreams” se encontraba en el álbum “A Conscious State” de 1989, el segundo larga duración de Invisible Limits, y era una ejercicio de synthpop con guitarras de la época, en el que destacaba la voz de Marion Küchenmeister. Y no pensemos que eran unos one-hit wonders de la vida, puesto que además de “Golden Dreams” que iniciaba el álbum, podemos encontrar joyas como “Natalies”, otro de sus mayores éxitos, “,No Tears”, “In A Dream”, la espectacular “No Doubts”… además de una buenísima versión del “Love Will Tear Us Apart” de Joy Division, yo de hecho lo considero un grandísimo álbum de synthpop con un sonido (e imagen como podemos ver a continuación) muy de aquella época.

Tuve la suerte de ver a Invisible Limits en la difunta sala Ritmo & Compás de Madrid hace unos años y la verdad es que fue un conciertazo espectacular, donde “Golden Dreams” nos volvió locos a todos los presentes al final del concierto pese a tratarse de un domingo. Posteriormente Marion ha estado por España en alguna ocasión en alguna fiesta remember, pero parece que Invisible Limits lo dejaron definitivamente en 2008. Eso sí, siguen disfrutando de una cierta base de fans, particularmente en España (¡como no!) casi más que en Alemania, y tienen cierta presencia en redes sociales pese a llevar ya unos cuantos años separados.

Disfrutemos una vez más con la versión extendida del Maxi Pop II, que no es la misma que aparecía en el álbum sino en el single de este tema:

Maxi-Pop: Killing Joke “Love Like Blood”

Hoy me apetece volver a hablar de otro tema histórico del Maxi-Pop (para saber exactamente qué es el Maxi-Pop, en la primera entrada de esta serie lo tienes), en este caso de los británicos Killing Joke y su magistral “Love Like Blood”. Este es un tema que podríamos calificar como clásico a estas alturas pese a que por supuesto, como casi todos los temas de los Maxi-Pop, nunca disfrutó de un éxito comercial de masas.
Love Like Blood se encontraba en el quinto álbum de la banda titulado “Night Time” de 1985, que por cierto incluye otro de mis temas favoritos del grupo como “Darkness Before Dawn”, y puede que este sea uno de sus álbumes más accesibles o por lo menos más bailables por llamarlo de alguna manera, puesto que pese a seguir contando con una base rítmica potente y esas guitarras marcas de la casa, en varios temas los teclados son bastante preponderantes, como por supuesto en el propio “Love Like Blood”. El estilo de música es el característico de Killing Joke por aquella época, post-punk con esa voz tan característica de su líder, el lunático de Jaz Coleman, aunque por supuesto donde se ha convertido en referencia ha sido en los clubes de música gótica (dando nombre incluso a una longeva banda de este estilo) y en España pues lo de siempre, entre los seguidores del remember.

Lo bueno es que además Killing Joke han girado bastante en los últimos años incluso por España, por lo que siempre hay una oportunidad de escuchar en directo esta joya, aunque aviso que el grupo no necesariamente sigue esta onda tan ochentera, sino que su música ha pasado por varias etapas desde el post-punk inicial y hoy en día hacen probablemente la música más cañera de toda su carrera, si bien cabe decir que su propuesta siempre ha sido muy original y desde luego propia, lo que les ha valida ser una referencia para grupos industriales y alternativos desde la propia década de los 80.

Maxi-Pop: Escape With Romeo, “Somebody”

De entre todos los temas que conforman los Maxi-Pop, hoy me quiero detener en este “Somebody” de Escape With Romeo. Primero, porque es un temazo increíble, que debería ser un himno de varias generaciones. Segundo, porque es una banda que, después de más de 20 años trabajando, sigue sacando buenísimos discos al mercado, el último en 2012 titulado “Samsara”. Y en tercer lugar, por la gran relación que la banda mantiene con España, donde siempre han tenido una legión pequeña pero muy fiel de seguidores que hace que por ejemplo su web esté en alemán, inglés y castellano, que toquen a menudo en nuestro país o que hayan publicado una versión en castellano de uno de los temas pertenecientes a “Samsara”, que de “Sie liebt mich” ha pasado a “Te ama (o tal vez no)”.

Thomas Elbern creó Escape With Romeo tras marcharse de otra interesante banda de darkwave como eran (y continúan siendo) Pink Turns Blue. Y el tema que nos ocupa, “Somebody”, se encontraba por primera vez en el primer álbum, titulado igual que la banda, en 1990, si bien la versión que aparecía en el Maxi-Pop III era el “Flowmotion Mix” perteneciente al single de “Somebody”. Desde entonces este tema ha permanecido como un clásico en las discotecas de música gótica, techno o remember durante 20 años, sea en su natal Alemania o en su querida España.

Como curiosidad, decir que existe una versión de este tema que Elbern interpreta con un proyecto paralelo, Close Encounters, y que también es muy recomendable, a la vez que diferente, pues en este caso la voz es de la chica del citado grupo.

Así que ya sabéis, la próxima vez que Elbern y los suyos se encuentren en alguna sala de gira, no dejéis pasar la oportunidad de acercaros a rendir tributo a esta enorme banda al tiempo que pasaréis un muy buen rato bailando este “Somebody”

El Santo Grial de la música remember: los Maxi-Pop (II)

Después de aquel primer post donde hablaba de los Maxi-Pop he pensado dedicar una serie de entradas a estos recopilatorios del sello Contraseña que tanto ayudaron y continúan ayudando a popularizar aquella música, hoy llamada remember, surgida a finales de los 80 y principios de los 90.

Hoy vamos con Wolfsheim, un duo de Hamburgo, tristemente separados hoy en día y cuyo final fue muy triste por la pelea entre sus dos integrantes, pero que llegaron a ser tremendamente populares en Alemania a principios de milenio, hacia el final de su carrera. Aunque si Wolfsheim son uno de los grupos más importantes de la cultura remember es por este “The Sparrows and the Nightingales” perteneciente a su primer álbum “No Happy View”. Se trata de un tema, como todos los de Wolfsheim, cuyo éxito está basado en la espectacular voz de su cantante Peter Heppner y en unas melodías y unos teclados sobresalientes. Heppner es habitual colaborador de muchas artistas y soy un absoluto fan de esa voz tan ochentera, por lo que aparecerá sin duda más veces por este blog en el futuro.

 

El Santo Grial de la música remember: los Maxi-Pop

Por música remember se entiende toda aquella música independiente de finales de los 80 y primeros de los 90 que se pinchaba en discotecas, especialmente en el Levante español, y que con el tiempo daría lugar al famoso bakalao. Pero ojo, incluso en la época dorada de dicho estilo, los mejores DJs seguían colando estos temas, más bien guitarreros o de synthpop, de grupos alternativos y que provenían mayormente del post-punk, el rock gótico, darkwave, EBM, etc…

El sello valenciano Contraseña fue uno de los pioneros y desde luego la cabeza visible en la edición y promoción de estas bandas, consiguiendo los derechos para España de muchas obras maestras de estas bandas. Hablamos de grupos como Elegant Machinery, Gene Loves Jezebel, Snake Corps, Sad Lovers and Giants y un largo etcétera…

Las mejores versiones de estos éxitos fueron recopilados por Constraseña en una colección llamada Maxi-Pop, cuyo primer volumen doble salió a la venta en 1994. Debido a su éxito, fueron publicando nuevos volúmenes, aunque para mi gusto a partir del IV el nivel bajó alarmantemente.

Hablaré de los Maxi-Pop cada cierto tiempo, pero para comenzar por el principio, es decir, por el Maxi-Pop I, disfrutemos una vez de uno de los mayores clásicos que se incluían, una de esas canciones ideales para cerrar discotecas a las 7 de la mañana.