Within Temptation, cómo conseguir triunfar en el rock hoy día

Within Temptation_Mother Earth

 

Hoy me gustaría hablar de esta banda holandesa, Within Temptation, a la cuál he tenido el placer de ver crecer desde el comienzo de su carrera y cómo han hecho las cosas extraordinariamente bien para conseguir convertirse en uno de los grupos de música punteros en Holanda y Alemania, y no hablamos dentro del metal ni si quiera del rock, sino de la música en general.

Remontémonos a los orígenes, porque Within Temptation en 1997 no eran más que unos jóvenes holandeses que tocaban un metal gótico en la línea de los dos primeros álbumes de Theatre of Tragedy, e influenciados por los discos clásicos de aquella era de Paradise Lost, Anathema o sus compatriotas The Gathering. El grupo combinaba voces guturales masculinas con el espectacular registro de su cantante Sharon den Adel y la verdad es que su primer álbum “Enter” de 1997 fue un disco que muchos en aquella época ya apreciamos enormemente.

La banda tuvo su primer momento de gloria en el festival del Dynamo de 1998 donde precisamente también aparecieron Theatre Of Tragedy. Estuve a punto de viajar a ese Dynamo si no fuera porque mi supuesto compi de viaje prefirió irse a Amsterdam para asistir a la final de la Copa de Europa de fútbol que finalmente acabaría conviertiéndose en la Séptima del Real Madrid. Afortunadamente hoy en día tenemos YouTube para recordar aquel festival y ver en su primera encarnación a una jovencísima banda, con Robert Westerholt cantando guturales y con Sharon fantástica, la primera de muchas veces.

 

 

Después del miniCD “The Dance”, lanzaron su segundo larga duración “Mother Earth”, y ya con sorpresa, puesto que abandonan las voces masculinas y pasan a convertirse en un grupo exclusivamente con vocalista femenina. Esto, que suele ser la primera señal de “¡vendidos!” no es el caso de Within, puesto que el disco es un extraordinario en todos los sentidos. Pero curiosamente el álbum no disfrutó inicialmente de mayor éxito que el que tuviera “Enter”, es decir, KAt; pero en 2002 Supersonic/BMG re-edita el disco en Alemania, comienza a sonar “Ice Queen” en la radio y en la TV y el disco empieza a coger tracción y empieza a escalar puestos en las listas alternativas alemanas, casi dos años después de haber sido publicado por primera vez, y se convierte en un éxito apabullante.

El grupo además se embarca en multitud de giras, teloneando a bandas establecidas como Paradise Lost o en los numerosos festivales que tienen lugar en Centroeuropa. Es curioso como en aquella época una Sharon se podía pasear sin problemas entre el público del Summer Breeze y hacerse fotos con los fans. De “Mother Earth” salen, además de “Ice Queen”, otros singles como el tema título o la versión del “Running Up That Hill” de Kate Bush.

 

 

Para cuando se publica “The Silent Force” en 2004 el grupo se encuentra ya preparado para dar el salto al estrellato. La música se vuelve todavía más accesible, pero es que además el estilo de rock/metal operístico está en boca de todo el mundo. El año anterior Evanescence han puesto el estilo (todavía más edulcorado, de acuerdo) absolutamente de moda, y Within, Nightwish y Lacuna Coil (estos últimos, sobre todo en USA) se aprovechan de ello y comienzan a vender discos, entradas y merchandising de forma espectacular.

Within son además de los primeros en entender bien cómo funcionan las nuevas tecnologías en su relación con los fans, y antes de la revolución de las redes sociales, su web ya se encuentra en multitud de idiomas, se mantienen en contacto con sus fans a través del foro de la web, se encuentra siempre actualizada, con contenidos exclusivos, etc.

Desde entonces, el grupo no ha parado de triunfar y convertirse en una máquina de cosechar éxitos; y lo han hecho de muchas formas; colaborando con otros artistas invitados como Keith (hoy en día Mina) Caputo de Life Of Agony, Dave Pirner de Soul Asylum, o como Tarja (ex-Nightwish); además no han tenido reparos en salirse de los patrones establecidos con Sharon colaborando con el famoso DJ Armin Van Buuren. Es cierto que los álbumes con material nuevo no se prodigan demasiado, pero sí los directos, bien con orquesta, o en acústico, las versiones, los singles con remezclas; todo hecho para seguir incrementando poco a poco su base de fans. Por supuesto de aquellos jovencitos fascinados con el metal gótico y el doom queda muy poquito musicalmente, pero el éxito es tan incontestable, y sobre todo conseguido a base de muchísimo trabajo, que no creo que se les pueda reprochar nada.

 

 

Con el paso del tiempo, además, la banda ha ido cambiando muchos de sus miembros; de los fundadores tan sólo quedan Sharon y el bajista Jeroen. Robert, que además es el marido de Sharon, sigue perteneciendo a Within Temptation pero ya no gira con ellos, puesto que es él quién permanece en casa cuidando sus tres hijos, mientras Sharon (la única que no puede faltar en este grupo) sale de gira con la banda.

Todo esto ha ocurrido en la época en que no se venden discos, en que la música se encuentra según algunos en permanente crisis, pero cuando uno tiene grandes temas, una cantante tan carismática, con tan buen rollo en directo y sobre todo que canta tan bien como Sharon, y una ética de trabajo que hace que sigan ofreciendo multitud de conciertos a lo largo y ancho del planeta, el éxito acaba llegando. Y cuando un grupo pasa de conseguir lo que se ve en el primer video del glorioso “Enter” a lo que se ve en esta grandiosa versión del “Titanium” de David Guetta, uno se da cuenta de todo el camino que han recorrido estos chicos.

 

Sobre JR

Javier Roa ha escrito 130 entradas en este blog.