Nadie compra discos

Y bien, Promusicae, que es la empresa que se encarga de hacer las lista de éxitos en este país, ha dado a conocer en su informe de hace unos días los números finales de 2013, que van en línea de los que publicaron a mediados del pasado año y que ya comenté en su momento. Decir “en línea” es algo optimista, pues han ido a peor, pero veamos porqué nadie compra discos.

En su momento ya comenté qué me parecían los datos, pero ahora quiero ahondar en algunas aspectos que considero importantes:

1.- En España en 2001, año récord, se vendieron 626 millones de euros de música grabada, y de ahí caída en picado a los 71 millones actuales, a los que hay que sumar algo menos de 50 millones de euros de ventas en formato digital, que incluye también suscripciones de streaming.
Y bien, lo primero de todo es recordarle a la industria que la gente no compra música sencillamente porque… ¡no hay dónde comprar música!. Queda alguna tienda especializada pequeña, algunas tiendas de segunda mano y algún sitio como FNAC, que reduce su oferta de música en formato físico cada vez más, igual que dentro de poco le tocará hacer con los libros, que encima ocupan más. Algo similar ocurre en Media Markt, y ya no hablamos de sitios como Carrefour… El Corte Inglés sigue manteniendo bastante espacio para música, aunque supongo que no saben ni lo que venden, ni lo que tienen… Ya hablamos que quizás Amazon España sí esté incluido, pero que le pregunten a Play.com cuántos cientos de CDs manda a España a diario, y son más que los vendidos en toda España ese día.

2.- Por cierto, ¿no sería el año de Operación Triunfo? jajaja… que se dedicaron a explotar la gallina de los huevos de oro… los CDs aquellos que sacaban cada semana deben de ser uno de los productor de usar y tirar más vendidos de la historia de la música… ¿alguien que se gastara sus 2.500 pesetas de entonces todavía escucha aquello?… ¿qué usos se habrán dado a esos CDs?… frisbee, repelente de abejas y otros insectos, posavasos…

3.- Me he leído el informe de Promusicae y está tan mal hecho y es tan vago y tan cutre, que resulta complicado hacer un análisis medio-serio del mismo. Porque una de las cosas que me ha llamado la atención es: ¿de dónde vienen los datos?, ¿de las tiendas, físicas y online, dónde todavía se vende música?, ¿de las discográficas?, ¿hablan de sell-in, es decir, lo que las distribuidoras venden al canal, o hablan de sell-out, lo que las tiendas venden a los compradores de música? Porque parece que si los datos los aportan las compañías, la situación podría ser peor, puesto que no cuenta con todo el stock en tiendas. Y otra de las cosas que me ha llamado la atención es: ¿son solamente esas pocas compañías multinacionales las que aportan datos?, porque entonces apañados vamos, si es que consideramos que ese es el mercado… porque el mercado cada vez está más atomizado, y los CDs y sobre todo los vinilos son patrimonio de sellos independientes.

4.- Y hablando de vinilos, y leyendo el informe, parece que Promusicae esté decepcionado con el comportamiento de las ventas de vinilos, que seguro que esperaban que fuera la nueva gallina de los huevos de oro, cuando además, como he dicho, los vinilos sobre todo se compran en conciertos, o en pequeñas distribuidoras. Tanto en USA como en otros países los vinilos creciendo a doble dígito y aquí pues se venden unos pocos más que el año anterior.

5.- Y sólo una cosa más: recordemos el daño que ha hecho la SGAE a este país, y creo que no soy el único que intento comprar música, y en general cualquier producto que pase a través de dicha asociación de autores, en cualquier otro país que no sea España… lo siento, es lo que ocurre cuando les da por insultar a sus clientes.

Otro día hablamos de otro tema del que por supuesto Promusicae no habla, y son los precios de la música que se manejan en España comparados con otros países, sobre todo Reino Unido, y vemos otra poderosa razón más de porqué no se vende música…

Sobre JR

Javier Roa ha escrito 130 entradas en este blog.

One thought on “Nadie compra discos

  1. Yo sigo comprando CDs originales. Pero únicamente de segunda mano, de los años 90. Son muy difíciles de encontrar. Ya no compro CDs originales, nuevos y precintados, pues no me gusta la música de los últimos 15 años (2000-2015). He visto cerrar muchas tiendas de música en Barcelona (España). Solamente han sobrevivido las tiendas de música especializadas en clásicos del jazz del siglo XX. En Barcelona conozco tres tiendas de ese tipo y sólo venden jazz. Todos los CDs de Operación Triunfo están ahora muertos de risa en las tiendas Cash Converters. La culpa también es de las nuevas generaciones de cantantes y músicos. Nos están vendiendo basura pura y dura. Yo canto mejor en la ducha.

Comments are closed.