Robin Beck, no one-hit wonder

Ya he escrito alguna entrada sobre one-hit wonders, dejando claro que en algunos casos los one-hit wonders lo son para el gran público, que no para un grupo de fieles seguidores del artista en cuestión. Y mientras que los anteriores Babylon Zoo y The Buggles son el más claro ejemplo de artistas de los que nunca más se supo, hoy quisiera hablar de una artista que, casi 25 años después de su mega-éxito, sigue publicando obras de gran calidad aunque éstas no lleguen al gran público.

Corría 1988 cuando Coca-Cola lanzaba su anuncio de referencia de aquel año, apoyado en una balada rockera titulada “First Time” que cantaba una chica de buen ver llamada Robin Beck. El single de “First Time” fue uno de esos éxitos tan globales en aquella época que la marca de la cuál iba de la mano, y el tema alcanzó el número 1 en la lista de singles en varios mercados europeos como UK o Alemania.
Y bien, hasta aquí nada extraño, de hecho no pocos one-hit wonders lo han sido por formar parte de algún spot televisivo (mismamente el “Spaceman” de Babylon Zoo), pero en este caso había mucho más detrás. Así, tan sólo unos meses después del enorme éxito de esa power-ballad, Robin Beck publicaba “All Or Nothing”, un álbum de hard-rock/AOR de un nivel espectacular, donde “First Time” quedaba relegada al final de la cara B (eran los tiempos del vinilo). Así, en este álbum encontramos un tema como “Save Up All Your Tears” que también grabaría Cher en aquella época, el “Hide Your Heart” que compusieron Paul Stanley y Desmond Child y que posteriormente también Kiss grabarían, y varios temas más que fueron grabados o re-grabados en la misma época por otros artistas más conocidos y que en muchos casos llevaban el inconfundible sello como compositor de Desmond Child. De aquellos tiempos nos quedan grabaciones en TV clásicas como en el programa “Rockopop” de Televisión Española.

Robin Beck nunca ha logrado alcanzar el mismo éxito que con “First Time”, pero ha seguido grabando durante este tiempo álbumes de hard-rock/AOR de buena calidad (o de gran calidad en el caso de “Livin’ on a Dream”, mi favorito de ella tras “All Or Nothing”, y continúa teniendo cierto tirón entre ese nicho de mercado. Robin es más conocida en el Viejo Continente que en su natal US y gira de manera esporádica por Europa, especialmente Alemania, donde de vez en cuando aparece en programas de televisión cantando en playback “First Time” y algún otro tema (digo lo del playback para hacernos una idea del tipo de programa). Además, en los últimos 2 años ha formado parte de la interesante gira “Rock Meets Classic” y fue sin duda la mayor atracción del festival británico del Firefest 2012. Allí, por crónicas de amigos que estuvieron, sí interpretó en directo un repertorio de aproximadamente 1 hora en la que demostró que sigue conservando un buen chorro de voz, sex-appeal y carisma a raudales y contó con una buena banda de acompañamiento, los House of Lords de su marido James Christian. Y precisamente los fans de Robin Beck estamos de enhorabuena porque acaba de publicar otro muy buen álbum el mes pasado titulado “Underneath” que por supuesto sólo disfrutaremos unos pocos.

En 2009 Beck regrabó por completo el “Trouble or Nothing”, un álbum que apenas se encuentra en su versión original en CD y que se cotiza bastante caro en el mercado de segunda mano. Esta nueva edición contó con la colaboración de nuevo de los House of Lords, si bien para mi gusto está algo sobreproducido, cosa muy habitual en estos estilos musicales y no mejora en ningún caso el álbum original, que tiene ese delicioso toque ochentero, que también podemos observar en el video original del mega-éxito.

Sobre JR

Javier Roa ha escrito 127 entradas en este blog.

One thought on “Robin Beck, no one-hit wonder

  1. Pingback: Salas de conciertos en Madrid, segunda parte - El Futuro Perfecto

Comments are closed.