In Memoriam: Andrew Wood

Hoy me gustaría recordar a uno de esos músicos que nos dejaron demasiado pronto.

Andrew Wood, sin duda uno de los personajes más carismáticos de la efervescente escena underground de Seattle de finales de los 80 y principios de los 90 estaba llamado a ser una estrella a nivel mundial. Después de pasar por Malfunkshun, su nueva banda se llamaba Mother Love Bone, y lo tenía todo para triunfar: la imagen, la actitud, los temazos, y sobre tenía a Andrew Wood, uno de esos frontman que sólo con su presencia ya llenaba el escenario.

El 19 de Marzo de 1990 Andrew abandonaba esta mundo tras sufrir una sobredosis de heroína y dejaba a sus compañeros sin cantante y sobre todo sin líder. Dos de sus compañeros en MLB sí consiguieron un nuevo cantante para su nuevo grupo llamado Pearl Jam, y el resto ya es historia.

Para una historia mucho más detallada sobre Andrew Wood recomiendo fervientemente la lectura de este post de mi buen amigo Marco Antonio Romero

October People: cuando el discazo de este año viene directo de Madrid

Pues sí, señores. No es muy habitual que cuando por pura casualidad descubres un grupo nuevo, empiezas a escuchar el disco, en mi caso en Spotify, y cuando dices “¿de dónde son estos tíos?, ¿alemanes, ingleses, suecos?”, googleas y te encuentras que son de aquí, de Madrid.

Pues bien, October People son un cuarteto madrileño cuyo primer disco, titulado igual que el grupo, me ha enganchado por completo. Lo tiene todo: un primer tema, “Wishes” con unas melodías y un estribillo que deberían hacer que los medios británicos que pierden la cabeza con Editors o Interpol les sacaran en portada. Pero es que desde ese momento el nivel no baja en absoluto, a partir de conceptos musicales aparentemente sencillos: líneas de bajo muy marcadas, muy post-punk las clasificaría yo; unas guitarras tremendamente adictivas, unos teclados en su sitio, unos temas perfectamente construidos, donde no sobre ni falta nada (en mitad del disco aparece una joya como “Juliette”, para mi gusto, junto con el citado “Wishes”, el tema con más potencial comercial de la banda), y por supuesto un frontman que es un escándalo lo bien que canta. Todo ello aderezado del toque justo de oscuridad en su música y en su imagen para que parezca que los tíos acaban de telonear a Bauhaus o a los Sisters of Mercy en el Londres de primera mitad de los 80.

La música de October People está disponible en su Bandcamp, y además de en digital se encuentra en CD y en un precioso vinilo en blanco, edición limitada a 300 copias.

Aprovecho también para comentar que la banda estará tocando este sábado 29 de Junio de 2013 en la Wurlitzer Ballroom madrileña, concierto de imprescindible asistencia para el que esto escribe.

Si Depeche Mode supieran componer música en 2013, habrían hecho “October People”.

Tarde-noche de laca en Madrid

Hoy el post va a ser rápido porque no dispongo de demasiado tiempo, hay concierto de mucha categoría.
Preparemos la laca, los spandex y las converse

En primer lugar

Seguiremos con

Y para cerrar y como cabezas de cartel

Los festivales, esos eventos sociales por naturaleza

Este pasado fin de semana ha tenido lugar el Hellfest Open Air, uno de los festivales de metal, punk, hardcore y todo tipo de estilos relacionados, más populares de Europa. Llevaba acudiendo los 4 últimos años pero por diversas razones este año decidí dejarlo en paso. Y precisamente el no haber estado presente en las praderas de Clisson me ha servido para ver el festival desde la distancia y poder seguirlo a través de los medios sociales.

Veamos el despliegue social del Hellfest y sus números:

112.000 visitantes según la organización, distribuidos en los 3 días de duración del eventos, es decir, entre 35.000 y 40.000 diarios.

App del festival para iPhone y Android con descripciones de todos los artistas, horarios de todos los escenarios, servicio de alertas de cambios en el orden o en los horarios, y más servicios de valor añadido que cualquier visitante agradece.

105.000 likes en Facebook

12.600 seguidores en Twitter

2.000 seguidores en Instagram

866 suscriptores al Spotify del festival

Unos 20 conciertos retransmitidos en directo desde los diferentes escenarios por sus socios de ArteTV a través de su servicio de Live Web

Y es que desde mi punto de vista un festival de estas características es un evento eminentemente social: los que están allí quieren estar compartiendo con sus amigos sus fotos, sus videos, qué bandas están viendo o han visto, incluso donde encontrarse dentro del enorme recinto y un largo etcétera de usos más o menos sociales. Los que no hemos tenido la suerte de asistir queremos saber en tiempo real qué está pasando. Y para facilitar todo esto, la organización había incluso creado hashtags para cada uno de los diferentes escenarios, hasta seis, de los que dispone este enorme festival. Además, había dispuestos puntos de recarga de móviles (para 1000 aparatos) de modo que nadie se quedara sin batería para poder compartir y comentar sus momentos favoritos.

Sólo un pero desde mi punto de vista, aunque importante: mis cálculos de todos estos años acudiendo a este festival me hace pensar que alrededor de un 30% de los visitantes no son franceses, con los españoles, por la cercanía, siendo uno de los contingentes más numerosos. Pues bien, los últimos años eché de menos una red wi-fi en el festival, si bien no a lo mejor en todo el festival, por el elevado coste que imagino supone el despliegue, sí disponer de algunos hotspots estratégicamente distribuidos por el recinto. Todos los extranjeros, mientras no cambien las políticas de roaming de las telcos (¿pero no he leído ya muchas veces que Bruselas ha dicho que se acabe esto???, ¿cuándo va a ser una realidad?), nos vemos limitados por este hecho, y verdaderamente contribuiría a dotar de una mayor dimensión social al evento. Además, y como suele ser habitual en eventos tan masificados, tampoco las redes responden en todo momento. Así pues, tiene todo el sentido del mundo desarrollar capacidad extra para datos, aunque veremos qué ocurre primero, si el festival lo proporciona o cambian sus tarifas las telcos obligadas por Bruselas… ¿apuestas?

Vamos con una de versiones

Las versiones de temas de otros autores siempre han sido un sido una constante dentro del universo musical, ya desde los años 40 del siglo pasado e incluso antes. En aquella época era bastante normal que las versiones se realizaran con pocos años o incluso meses de diferencia respecto a la versión original, si bien con el tiempo este intervalo se fue extendiendo, en la mayoría de los casos para justificar el re-grabar un clásico y no tanto una nueva versión del año anterior. Desde Elvis a Van Halen pasando por Guns N’ Roses o los Rolling Stones, siempre ha habido grandes clásicos que han sido interpretados por otros artistas, particularmente en directo. De hecho, no son pocos los grupos o artistas que comenzaron tocando exclusivamente versiones hasta desarrollar sus propios temas. Hoy en día el asunto de las versiones va incluso más allá, con un fenómeno que, si bien no es nuevo, sí que está alcanzando unas dimensiones mayores, como es el de los grupos tributo, que se multiplican a lo largo y ancho del planeta, incluyendo por supuesto la geografía española.

Ya dedicaré otra entrada a hablar más en profundidad de los grupos tributo, hoy quería centrarme en poner alguna versión de un tema conocido al que se le haya dado un lavado importante de cara. Y para ello nada mejor que recurrir a uno de mis discos favoritos de versiones, como es el “Werk 80” de los alemanes Atrocity, antiguamente una banda de death metal pero que en estas versiones adoptaron un estilo mucho más gothic metal. “Werk 80” fue publicado en 1997, y su segunda parte, “Werk 80 II”, en 2008, álbum al cuál pertenece este video con la versión de los germanos del “The Sun Always Shines On TV” del grupo de pop ochentero A-Ha.

25 años del “A Concert for the Masses” de Depeche Mode

Esta semana se cumplieron 25 años del “A Concert for the Masses” de Depeche Mode, el legendario concierto en el Pasadena Rose Bowl que quedaría inmortalizado para la posterioridad en ese álbum de leyenda que es el “101”

El nombre de “101” viene precisamente porque ese era el centésimo primer concierto de la gira presentando el álbum “Music for the Masses”, y celebraba, a su vez, el décimo aniversario de la estación de radio californiana KROQ FM, fans del grupo en el área californiana.

Precisamente se ha elaborado este documental, muy behind the scenes, para conmemorar el 25º aniversario del concierto y desde luego hay algunas curiosidades. En primer lugar, y pese a ser un gran seguidor de DM, no tenía ni idea que habían tenido unos teloneros de tanto renombre, sobre todo OMD, vamos que aquello fue casi un mini-festival, porque además comenzó por la mañana. Otra cosa curiosa es que la gente siempre piensa en DM como un grupo de estadios como el Rose Bowl, pero en aquella época DM no eran tan conocidos, sobre todo en USA, sino que más bien tocaban en pabellones de mediana capacidad. De hecho esa era la mayor audiencia ante la que nunca habían tocado, y revisando las 100 fechas anteriores del tour (que por cierto comenzó en Madrid), uno se hace una idea del tipo de audiencia ante la que tocaban.

Por último, me resulta muy gracioso el documento porque Andrew Fletcher no deja hablar a Martin Gore… Fletcher, con diferencia el miembro menos carismático de DM, al que en cualquier imagen de conciertos de aquella época se le ve dando palmas en vez de tocando sus sintetizadores e incluso haciendo más bien pocos coros, no para de hablar cuando le pones un micro delante 😉

En fin, recordemos los grandes tiempos de un enorme grupo que estará visitándonos en Enero de 2014 presentando su infumable nuevo disco… de esto ya hablaré otro día en otra entrada.

Black Sabbath, número 1 a ambos lados del Atlántico

Black Sabbath lo han conseguido, auparse después de 40 años, de nuevo, al número 1 de las listas de éxito con su nuevo álbum “13”. Y por partida doble, puesto que la hazaña, inicialmente lograda en las islas británicas que les vieron nacer, se ha repetido al otro lado del Atlántico, tierra de adopción al menos de su cantante, Ozzy Osbourne.

En el caso de las listas británicas, los de Birmingham no conseguían el número 1 desde su segundo álbum “Paranoid” y además han establecido un nuevo record al ser el artista con mayor intervalo de tiempo entre dos números unos, nada menos que 43 años.

En USA, por su parte, Sabbath no conseguían el número 1 desde su primer álbum titulado igual que la banda, por lo que el tiempo es prácticamente el mismo, ya que los dos LPs vieron la luz en 1970. Para lograr el primer puesto en el Billboard 200, Black Sabbath han vendido 155.000 copias de “13”, producido por el maestro de los controles Rick Rubin.

El éxito de Sabbath era previsible puesto que la lista de preventa de Amazon reflejaba desde hacía semanas muchas reservas del álbum. Este éxito del álbum no se ha basado, como muchos de sus compañeros de lista, en potentes singles (pese a que sí se haya promocionado el adelanto “God Is Dead?”), sino porque este álbum representaba el primero de la banda con Ozzy desde el directo “Reunion” de 1998 y era el primer álbum en estudio con Ozzy desde “Never Say Die!” de 1978. Y por supuesto también ha ayudado el hecho que Ozzy es un personaje que sigue gozando de gran popularidad en USA desde su reality show “The Osbournes” de la MTV.

Como no todo podían ser alegrías, la noticia triste relacionada con este álbum es la no participación en el mismo del batería original de la banda, Bill Ward, por desacuerdos contractuales (o sea pasta) con la todopoderosa señora Osbourne, cuya ambición y avaricia no parecen tener límite. Pensar a estas alturas que Tony, Geezer y mucho menos el propio Ozzy se fueran a enfrentar a Sharon por este tema es utópico, pero simplemente es una pena que el mundo muchas veces sea así de injusto con los más débiles.

Los DJs sí que han sabido adaptarse al nuevo entorno de la industria musical

El año pasado Forbes publicó por primera vez la lista de los DJs mejores pagados, y también el año pasado Celebrity Networth, una web dedicada a informar sobre las fortunas de personas más o menos conocidas también publicó su lista de DJs más ricos, que además se convirtió en la página más visitada de toda su web.

Este año Celebrity Networth ha vuelto a publicar la lista, que sigue encabezada, al igual que la de Forbes, por el holandés DJ Tiesto, cuya fortuna personal se estima en 75 millones de US$. No está mal, teniendo en cuenta que este era anteriormente un mercado de nicho y donde incluso los DJs no eran considerados artistas sino más bien meros “reproductores” de la música de otros. Y así continúa siendo en algunos casos, pero el éxito de público y económico de Tiesto, David Guetta, Skrillex, Paul Oakenfold y una larga lista de nombres debería hacer a la más tradicional industria musical replantearse algunas premisas.

Veamos. Los ingresos de esta gente vienen fundamentalmente por: sesiones como DJ (en el caso de Tiesto hablamos de hasta 250.000US$ por noche, pero muchos otros levantan muchos miles de $ o de € también), merchandising, licencias, publicidad, remezclas para otros artistas, y su propia música grabada. Pero en realidad la más importante es con diferencia la primera, y la música grabada representa una pequeña parte de sus ventas, y muchos la utilizan para promocionar sus sesiones más que para otra cosa.

Otra de las cosas en las que destacan estos DJs, como bien apunta Tiesto en Forbes, es la utilización de los medios sociales. Hay que tener en cuenta que Tiesto cuenta con una cuenta en Twitter con 1,8 millones de seguidores, tiene un canal en YouTube con más de 400 millones de videos vistos…

Lo dicho, mientras otros se preguntan porqué nadie compra sus CDs, hay artistas ahí fuera aprovechando al máximo las posibilidades de la tecnología. Pensemos que un DJ antiguamente tenía que llevar sus discos, a veces incluso sus propios platos, etc etc… ahora nada de eso es necesario, y teniendo en cuenta que la tecnología para crear música, igual que comentaba para crear videos, es más asequible que nunca, nadie necesita hoy en día de grandes medios para convertirse en DJ o por lo menos intentarlo… otra cosa ya es triunfar, como todo en la vida.

Os dejo con mi tema favorito de Tiesto featuring esta atractiva chica de San Francisco llamada Andain

El Santo Grial de la música remember: los Maxi-Pop

Por música remember se entiende toda aquella música independiente de finales de los 80 y primeros de los 90 que se pinchaba en discotecas, especialmente en el Levante español, y que con el tiempo daría lugar al famoso bakalao. Pero ojo, incluso en la época dorada de dicho estilo, los mejores DJs seguían colando estos temas, más bien guitarreros o de synthpop, de grupos alternativos y que provenían mayormente del post-punk, el rock gótico, darkwave, EBM, etc…

El sello valenciano Contraseña fue uno de los pioneros y desde luego la cabeza visible en la edición y promoción de estas bandas, consiguiendo los derechos para España de muchas obras maestras de estas bandas. Hablamos de grupos como Elegant Machinery, Gene Loves Jezebel, Snake Corps, Sad Lovers and Giants y un largo etcétera…

Las mejores versiones de estos éxitos fueron recopilados por Constraseña en una colección llamada Maxi-Pop, cuyo primer volumen doble salió a la venta en 1994. Debido a su éxito, fueron publicando nuevos volúmenes, aunque para mi gusto a partir del IV el nivel bajó alarmantemente.

Hablaré de los Maxi-Pop cada cierto tiempo, pero para comenzar por el principio, es decir, por el Maxi-Pop I, disfrutemos una vez de uno de los mayores clásicos que se incluían, una de esas canciones ideales para cerrar discotecas a las 7 de la mañana.

Se acerca James Costos (James Costos is coming)

Como si las últimas noticias relacionadas con el Gobierno del Premio Nobel de la Paz Barack Obama relativas a la red no fueran ya de por sí esperpénticas con todo lo relacionado con la NSA y su programa de vigilancia PRISM, en lo relativo a España el presidente americano lo tiene claro: nos pueden haber dejado fuera de la famosa lista del Special 301 Report este año, pero nos consideran una panda de piratas consumidores de contenidos, y su nuevo embajador tendrá como una de sus tareas principales la de controlar este asunto.

Y entonces te das cuenta que para USA lo prioritario no es que España salga de la crisis, ni en general ayudar a las empresas americanas en nuestro país, ni que España sirva como plataforma para estrechar lazos entre USA y Sudamérica, vía España… no, aquí nombra como embajador un todavía directivo de la industria del entertainment, de nombre James Costos, Vicepresidente de Licencias Globales y de Retail de HBO, sin ningún bagaje como diplomático ni como político (esto casi que es positivo), pero eso sí, ha sido un gran recaudador para la campaña de Obama y ahora toca devolver favores a los diferentes lobbies.

Quizás una vez que esté aquí podrá darse cuenta de que España es uno de los países más atacados por la fiebre de Juego de Tronos, uno de los contenidos estrella de su todavía empleador y del que él es responsable a nivel internacional… esperemos que no ocurra entonces una situación igual de ridícula que la de su colega el embajador norteamericano en Australia, cuando las razones son tan obvias que incluso el propio director de la serie y el VP de programación de HBO están encantados con ello.

En fin, aunque sólo sea por su gran contribución a la humanidad con la comercialización internacional de Juego de Tronos, bienvenido Mr Costos.